La partida Propiedad, Planta y Equipo. ¿Cuál es su importancia?

 

Hoy en día muchas empresas y sus ejecutivos  desconocen en su día a día, la importancia de tener una administración adecuada  de la partida de activos fijos; pero antes de entrar en materia, primero debemos conocer qué engloba este término. La Norma Internacional de Contabilidad No. 16 (NIC 16) sobre Propiedad, Planta y Equipo, lo define de la siguiente forma: “Son activos tangibles que posee una entidad para su uso en la producción o el suministro de bienes y servicios, para arrendarlos a terceros o para propósitos administrativos; y que se esperan utilizar durante más de un período”.

 

Ahora puede surgir la pregunta: ¿Cómo lograr una adecuada gestión?

Recomendamos por nuestra experiencia tomar en consideración los siguientes aspectos:

  • Documentación: Elaborar las políticas y procedimientos donde se establecerán los lineamientos para una buena gestión de los activos.
  • Designar el equipo que se encargará de registro, identificación y monitoreo de los activos.
  • Monitorear continuamente los activos fijos, verificando su ubicación y codificación, estado físico y condición de almacenamiento.
  • Procesamiento de los datos: Analizar las informaciones registradas, cálculo de depreciación y actualización de los registros en libros y auxiliares.
  • Toma de decisiones: Según las informaciones procesadas, la gerencia podrá decidir las acciones a tomar en relación a sus activos, cuando así se requiera.

 

Es de gran importancia para las organizaciones de hoy en día mantener su propiedad, planta y equipo con el control adecuado, pues éstas representan una inversión importante y vital para el buen funcionamiento y desempeño de las actividades, ya sea ésta de producción o de servicios. A la vez que le permite financieramente presentar un valor real en cuanto a sus costos y gastos; tomar decisiones oportunas sobre activos totalmente depreciados o deteriorados, manteniendo sus registros actualizados y con valores reales, evitando así una sobrevaloración o subvaloración de su propiedad, planta y equipo, por tanto, evitar contingencias fiscales.

Algunas de las Normas que hacen referencia a estos temas son: NIC 16- Propiedad, Planta y Equipo, NIC 8-Políticas contables, cambios en estimaciones contables y errores, NIC 36 Deterioro en el valor de los activos, entre otras.

¿Por qué no tener un control sobre sus activos, cuando un manejo adecuado le puede llevar a obtener mayores beneficios?

¡Inicie por identificar el profesional adecuado y con la experiencia necesaria para estos propósitos!