El Flujograma como herramienta para mejorar procesos

Un flujograma, también denominado diagrama de flujo, es una representación gráfica de una secuencia de actividades o acciones que implican un proceso determinado. Es decir, el flujograma consiste en representar gráficamente, situaciones, hechos, movimientos y relaciones de todo tipo mediante el uso de símbolos.

Esta herramienta es excelente para comprender un proceso e identificar las oportunidades de mejora que existen en el mismo; a la vez que permite diseñar un nuevo proceso partiendo de las mejoras identificadas.

Otro de los beneficios que se obtienen al utilizar los diagramas de flujo, es que facilita la socialización entre las personas intervinientes en los procesos; allí se pueden identificar claramente las responsabilidades de los participantes en un proceso y la interacción de las diferentes áreas que intervienen en el mismo.

Al momento de documentar los manuales de políticas y procedimientos de una entidad, el uso de los diagramas de flujo facilita en gran manera el análisis de los levantamientos de los procesos al momento de buscar las mejoras potenciales.

No está demás destacar que atendiendo a la necesidad del usuario, los flujogramas pueden variar en su forma de presentación. Por tal razón es importante contar con un personal especializado y con suficiente experiencia técnica y profesional en este tema en firmas como la nuestra, que pueda satisfacer la necesidad de la organización.

Como puede apreciarse, el uso de los diagramas de flujos puede ser de gran beneficio a la hora de identificar oportunidades de mejora en los procesos ya existentes. Si le interesa mantener su empresa en un mejoramiento continuo, sin lugar a dudas, ésta sería una herramienta de gran valor para usted.