Este sitio utiliza cookies para brindarle un servicio más receptivo y personalizado. Al usar este sitio, acepta nuestro uso de cookies. Lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas o bloquearlas. https://do-www.bdo.global/legal-privacy/privacy-policy
  • NIIF 21 y su Impacto en los Estados Financieros
Artículo:

NIIF 21 y su Impacto en los Estados Financieros

17 septiembre 2020

Irene Sánchez, Socia de Trabajo de Auditoría |

La NIIF 21 de las NIIF completas y las Sección 30 de la NIIF para Pymes establecen el tratamiento contable para el reconocimiento, medición y presentación en los estados financieros de las transacciones en moneda extranjera.

¿Qué debemos considerar?
La fluctuación de la tasa de cambio es afectada tanto por factores internacionales como nacionales en la actualidad podemos suponer que la situación actual del COVID -19 así como el proceso de cambio de gobierno genero una fluctuación de 5.06 puntos. Considerando que la tasa de cierre para el mes de febrero era de US$1 = RD$53.29 y al finalizar agosto se situó en US$1= 58.35.

La tasa de cambio tiene un impacto determinante e importante en la homogenización de los estados contables de todas las empresas tanto para las que consolidan sus estados financieros como para las que no. La tasa de cambio es la encargada de garantizar la presentación razonable y comparable en los estados financieros que son utilizados en la globalización del comercio a nivel mundial.

También la tasa de cambio se revierte de importancia por el impacto en el incremento o disminución en el poder adquisitivo de las empresas a causa de la devaluación o valuación de la moneda local. Una carga representativa en el balance general de pasivos en moneda extranjera representa una considerada perdida por variación cambiaria al momento de presentar la información al cierre del periodo por el ajuste cambiario. Todo lo contrario, si el balance general se ve representado significativamente por activos en moneda extranjera que representara un impacto positivo en el resultado.

El medio económico es el factor principal que debe considerarse al momento de realizarse la elección entre moneda funcional y/o moneda local de acuerdo al tipo de transacciones que realice la empresa. Los profesionales de la carrera de Contabilidad y auditoría que se vean en la tarea de determinar la Moneda funcional de una compañía establecida en la Republica dominicana, deben considerar los factores primarios y secundarios que se incluyen en la NIIF 21, este debe realizarse como mínimo una vez al año para identificar cambios relevantes que puedan modificar la determinación de la misma.

La administración de las empresas debe contar con personal competente en el área de tesorería que se encargara de monitorear y mitigar el riesgo cambiario que representan las operaciones, tanto de compra como venta en moneda extranjera.

¿Qué debemos recordar según la NIC 21?

La entidad debe determinar su moneda funcional de acuerdo con el entorno económico principal en el que opera la entidad, normalmente, aquél en el que ésta genera y emplea el efectivo.

Todas las transacciones deben ser reconocidas a la tasa de cambio del momento que se generó la transacción.

Todas las partidas de activos y pasivos presentadas a la fecha de cierre deben estar convertida a la tasa oficinal publicada por el banco central de la Republica dominicana.

El efecto del ajuste por variación cambiaria debe considerarse como beneficio o perdida en un reglón separado en el estado de resultado.

Una empresa que decida convertir a moneda extranjera sus estados financieros básicos debe presentar de acuerdo con lo establecido en la NIIF 21, sus activos y pasivos a la tasa de cierre, las partidas de capital a la tasa histórica y las partidas del estado de resultado a la tasa promedio, la pérdida o ganancia surgida en el proceso de conversión dentro del estado de Cambios en el Patrimonio sobre el que informa.