• LA LICENCIA DE PATERNIDAD EXTENDIDA, A LA VUELTA DE LA ESQUINA
:

LA LICENCIA DE PATERNIDAD EXTENDIDA, A LA VUELTA DE LA ESQUINA

25 julio 2019

Evelyn Méndez de Ortega , Socia Directora Gestión Humana |

La llegada de un nuevo hijo en el hogar, y la necesidad de generar ingresos, ha puesto en riesgo los trabajos y carreras de muchas mujeres, pero la limitante que se atribuye solo a las mujeres por el tema de la maternidad, que crea un ensanchamiento de la disparidad de funciones parentales y que merma la productividad de las féminas en el ambiente laboral, ya que ésta se ve en la “obligación” de ser la única que se responsabilice de la crianza de los hijos, está llegando a su fin y podría contribuir a reducir la brecha salarial entre géneros.

El tiempo en que solo las madres tienen el deber de cuidar de los recién nacidos pasó a la historia. La responsabilidad de cuidar al nuevo miembro de la familia es de ambos padres, ya que la llegada de esta criatura irrumpe los hábitos normales de todos, por lo cada uno debe dedicar tiempo al rol de cuidador, con el fin de rotar y contar con el descanso que también amerita atender la demanda 24/7 del nuevo bebé en casa.

La buena noticia es que ya muchos líderes empresariales se han concientizado de que los hombres son parte esencial en esta etapa, por lo que están tomando medidas para que éstos puedan vincularse con el rol de padres y contribuir con la madre en esta etapa tan importante en la vida de todos los miembros de la familia.

La mujer no es la única que tiene la responsabilidad de cuidar del nuevo integrante del hogar y no necesariamente tendrá que dejar de trabajar y podrá compartir la responsabilidad del cuidado de los niños con el padre, puesto que el rol puede intercambiarse. Hay muchos países donde las empresas están otorgando licencias de paternidad y programas de licencia familiar con sueldo pagados para estos fines.

En República Dominicana contamos con muchas empresas que se han hecho eco de la importancia de la licencia de paternidad y han tomado la iniciativa, por motu propio, de extender la misma más allá de lo establecido en las leyes laborales del país, creando un impacto positivo que repercutirá favorablemente en nuestra sociedad.  

Aunque todavía podamos encontrar resistencia en una sociedad donde nos encontramos limitados por los estereotipos tradicionales, vale la pena continuar vociferando que los niños necesitan tiempo con ambos padres y difundir el impacto positivo de estas medidas.

Así que, está a la vuelta de la esquina montarse en el tren de la equidad y hacer empatía con los muchos hombres que desean y anhelan involucrase 100% en la crianza de sus hijos y se comprometen en su rol de padres, para beneficio de la familia.